Inicio » CK Post » Te mostraste a tí mismo y eso es lo que me gustó

Te mostraste a tí mismo y eso es lo que me gustó

Qué gran frase!! Vi este vídeo por casualidad y me gustó mucho cómo canta el niño, pero lo que más me gustó y por ello decidí plasmarlo en un post es lo siguiente:

El momento en que sale la conversación de la madre y el niño y le dice que si se pone nervioso que piense en ella, que ella está a su lado diciéndole: “¡vamos Malaki, tu puedes Malaki! Imagínatelo dentro de tu cabeza, yo estoy a tu lado”, y se abraza a su mamá por el ánimo y consejo que le ha dado. En ese momento, él se siente fuerte y empoderado y en lugar de marcharse del programa dice: “si me detengo no podré estar dentro del concurso, Tengo que cantar, Quiero cantar”. Todos valoraron que era una estrella, que tiene un don, pero un miembro del jurado le dice: “Te mostraste a ti mismo y eso es lo que me gustó”.

Estos dos momentos son los que me han inspirado a compartir este video. La importancia de creer en las personas, especialmente en los niños, y desde aquí animarles a que sigan sus sueños. Nos quedamos en hacerles proyectar su vida a futuro y preguntarles.”¿Qué quieres o desearías ser de mayor?” y qué tal si le preguntamos, ¿cuál es tu sueño hoy?, ¿qué es lo que más desearías hoy?

Si nos dijeran que nuestro hijo está enfermo lucharíamos por hacer realidad todos sus sueños, en la medida que pudiéramos, pero seguro sacaríamos fuerzas y recursos de donde fueran para que sus sueños se cumplieran. A veces la vida nos golpea y desgraciadamente nos toca vivir situaciones críticas. Justamente por ello es que si pudiéramos hacer que nuestros hijos vivieran más el presente, disfrutaran más del amor que tienen como si se fuera a terminar, y los animáramos a que sigan su pasión, su sueño, sería genial. En pocas palabras, si les acompañáramos en su ilusión porque lo amamos y porque creemos en ellos, seguramente lograrían lo que se propusieran. A veces el talento queda oculto porque tienen demasiados inputs que creen los hacen felices, pero que cuando los tienen ya quieren otra cosa (móviles, juegos electrónicos, internet…).

Malaki, acompañado por el ánimo y amor de su mamá solo pudo decir: “si me detengo no podré estar dentro del concurso, Tengo que cantar, quiero cantar”. Muchas veces ni los adultos somos capaces de tener el coraje que tuvo él. Dejó el tengo por el quiero. Aquí y ahora, es mi momento, no lo puedo dejar pasar. El jurado le dijo que era un estrella, que tenía un don natural pero lo más valioso es que le dijeron es: “Te mostraste a ti mismo “. Creo que en la sociedad que vivimos es lo más difícil, a veces, nos mostramos según el interlocutor que tenemos delante y eso no es lo mejor, pues perdemos nuestra esencia.

Finalmente le preguntan a Malaki, cómo se sintió cuando le dijeron que estaba dentro del concurso y él simplemente dijo: “ORGULLOSO”. No es para menos, mostró sus miedos, su ternura, sus nervios y su talento. No cualquiera supera esto y sigue persiguiendo su sueño por difícil que sea a veces.

¿Qué crees que es lo que más le motivo a seguir? Cuéntame, de vuestros comentarios aprendo. Gracias por estar, aquí leyéndome, pues yo también estoy persiguiendo mi sueño.

Con cariño,
Ester
 
 

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: